Día 9: Cerro Campanario

Tal y como habíamos quedado el día anterior, el domingo nos encontramos con Dani en el cerro Campanario para subir por las aerosillas. No recuerdo qué tenía que hacer Dani a la mañana, la cuestión es que yo llegué temprano con la idea de subir el cerro a pie por el sendero porque el tema de la aerosilla me daba un poco de miedo, pero hubo un punto en el camino que se me complicó bastante y desistí, así que me dispuse a bajar despacio hasta que llegara Dani. La esperé sentada muy en paz conmigo misma hasta que llegó.

El sendero en subida y con ramas: PELIGRO

El sendero en subida y con ramas: PELIGRO

La foto testigo

La foto testigo

El árbol de Bambi

El árbol de Bambi

Subiendo con Dani

Subiendo con Dani

Una planta bastante atrevida, jajaja!

Una planta bastante atrevida, jajaja!

Las vistas eran increíbles

Las vistas eran increíbles

Después de almorzar me pegué una pequeña siestita, acá me estaba despertando

Después de almorzar me pegué una pequeña siestita, acá me estaba despertando

El Llao Llao, un símbolo

El Llao Llao, un símbolo

La isla del centro parece un corazón

La isla del centro parece un corazón

La pose del conquistador

La pose del conquistador

Increíble, mucha paz da ese lugar

Increíble, mucha paz da ese lugar

Yo fui más allá y bajé la plataforma, había un sendero pero temí por mi vida y volví a subir

Yo fui más allá y bajé la plataforma, había un sendero pero temí por mi vida y volví a subir

Bajando.... miedito

Bajando…. miedito

El ingreso

El ingreso

En la cima del cerro Campanario Dani cargó agua caliente al mate y nos fuimos a tomarlo a Bahía Serena, una playa chiquita pero muy pintoresca en donde además de nosotras había tanto locales como turistas. Nos tiramos un rato a hacer nada, después a tomar mates, terminamos sacando fotos y todo ésto siempre acompañado de charla.

Foto "artística"

Foto “artística”

Era hermoso el lugar

Era hermoso el lugar

Nehuén, un niño cuyo padre le pedía por favor que saliera del agua pero él terminó cual pececito todo mojado

Nehuén, un niño cuyo padre le pedía por favor que saliera del agua pero él terminó cual pececito todo mojado

Te querés quedar a vivir, te lo aseguro

Te querés quedar a vivir, te lo aseguro

Los colores del agua entre verde y azul, ¡precioso!

Los colores del agua entre verde y azul, ¡precioso!

Mirá lo que es eso

Mirá lo que es eso

Al final nos fuimos maravilladas de este lugar, bueno… de todo Bariloche. Mirá que hay lugares lindos y naturales a los que podes ir a tomar mates o simplemente tirarte a mirar y admirar la hermosa naturaleza que te rodea.

Lo loco de este lugar es que al lado nuestro había una pareja que, al otro día, se convirtieron en mis compañeros de senderismo, pero en el próximo post te voy a contar mejor. Por ahora, te muestro que al subir de la playa nos fuimos caminando por el costado de la ruta y terminamos la tarde en una cervecería. Pedimos papas fritas y voilà!

Fuimos a la cervecería Blest

Fuimos a la cervecería Blest

Esta es la entrada con un pequeño patio

Esta es la entrada con un pequeño patio

Y este es un rincón para niños en el que me sentí grande y alta

Y este es un rincón para niños en el que me sentí grande y alta

Todo lo que vendían (además de carísimo) era absolutamente precioso

Todo lo que vendían (además de carísimo) era absolutamente precioso

Por todos lados estaban pegados mensajes de los visitantes, que se escribían en la parte trasera de los posavasos

Por todos lados estaban pegados mensajes de los visitantes, que se escribían en la parte trasera de los posavasos

Barriles y más barriles del templo cervecero, toda una religión XD

Barriles y más barriles del templo cervecero, toda una religión XD

Disfrutando de una media pinta

Disfrutando de una media pinta

Chau Blest, fue un placer haberte conocido

Chau Blest, fue un placer haberte conocido

Y así terminamos nuestro paseo, nos subimos al colectivo de vuelta a la ciudad y Dani se bajó antes, así que me quedé escuchando a un cantante callejero que se había adueñado del viaje con unos temas bastante bonitos. Yo me bajé en el centro y me puse a caminar un poco.

Nunca la pude encontrar abierta, una pena

Nunca la pude encontrar abierta, una pena

"Porque es posible soñar otro tiempo"

“Porque es posible soñar otro tiempo”

Una exposición donde vendían artesanías de todo tipo

Una exposición donde vendían artesanías de todo tipo

Hotel Nevada

Hotel Nevada

En el marco del festival "Viva la Tierra" estaba esta banda tocando rock en el centro cívico

En el marco del festival “Viva la Tierra” estaba esta banda tocando rock en el centro cívico

Y así terminé el día, escuchando rock y viendo las estrellas en esta preciosa ciudad. Fui al hotel, me hice unos mates, charlé con los demás huéspedes y miré un rato la tv. Había justo un especial del Papa Benedicto XVI, así que lo miré hasta que no di más y me fui a acostar.

Al otro día Dani tenía la excursión al Cerro Tronador así que yo me había armado un paseo por el Parque Municipal Llao Llao. La intención original era hacer el recorrido en bici, pero desistí y opté por ir en colectivo hasta el Hotel Llao Llao. La parada te deja justo a la entrada de Puerto Pañuelo, desde donde se hacen las excursiones lacustres, pero como mi intención no era recorrer el Nahuel Huapi sino el famoso sendero del Llao Llao, hacia allí fui.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s